Cargando la página por favor espere...

BuzosArgentinos.com.ar - Pagina de inicio
Mapa del sitio   |   Zona de usuarios y colaboradores   |   Comentarios y sugerencias  
BuzosArgentinos inicio Destinos de buceo Buceo en San Rafael, Mendoza.
BuzosArgentinos inicio
DIRECTORIOS
Escuelas de buceo
Direcciones útiles
Vínculos a sitios internet
Vínculos a BuzosArgentinos.com.ar
EDITORIAL
Preguntas frecuentes
¿Qué es el buceo?
Estadísticas de tiburones
COLABORADORES
Destinos de buceo
Buceo en San Rafael, Mendoza.
Los cenotes de Yucatán
Los Naufragios de Punta Mogote
Hospedaje en Bombinhas
Cantera Ferrando
Prohibido bucear en La Ni&ntil
Canteras de Curuzú Cuat
Mas notas...
Biologia marina
Buceo deportivo
Buceo tecnico
Buceo profesional
Certificadoras y cursos
Descargas (downloads)
Discapacidad y buceo
Equipamiento y tecnologia
Fotografia y Video sub
Medicina del buceo
Nautica
SERVICIOS
e-mail Zzn
Galería fotográfica
Boletines - Archivo

Diseño y realización
Recursos Informaticos Argentina


Buceo deportivo

Paginas creadas por colaboradores

     Metodos de orientación

     Aldo Fernandez Villalba Mensaje
     PADI Rescue Diver. Patron de yate a vela y motor

     

    Los métodos de orientacion natural, Ayudas naturales en la navegación subacuática, Características y uso del compás o brújula para el buceo. Cómo obtener el rumbo de un mapa y llegar a destino sin perderse en el intento.

Votá por esta nota:
(37 votos)

No perder el rumbo

La orientación en un medio extraño, como puede ser un bosque, la selva, o el medio subacuático, suele ser bastante difícil para los que estamos habituados a movernos en el damero de la ciudad, donde todo es geométrico y ordenado, y en general, circulamos sin tener idea de donde queda el Norte o el Sur. Cualquiera que haya estado en la selva, o en un bosque cerrado, sabe que desviarse apenas unos metros puede hacer que alguien resulte totalmente desorientado con respecto a su ubicación y dirección anterior.

Existen muchos métodos de orientacion natural, algunos de ellos se utilizan a cada minuto sin notarlo, otros son conscientes y deliberados y requieren de cierta atención y entrenamiento. Nos orientaremos aquí a los métodos que pueden ser aplicados para la navegación subacuática.

En ambientes de aguas claras, la orientación natural suele ser muy eficaz, una buena visibilidad permite tomar referencias naturales a cierta distancia y estar siempre consciente de la ubicación. El tema se complica cuando la visibilidad no es buena, o se bucea sin luz natural

Ayudas naturales en la navegación subacuática.

La continuidad de la inclinación natural de la playa bajo el agua puede indicar al buceador si esta siguiendo o no la linea de la costa, pero, se debe ser cuidadoso con esto, sólo sirve cerca de la costa y las crestas o lomadas pueden llevar a confusion.

Las ondas en la arena del fondo formadas por las olas normalmente corren paralelas a la costa, sirviendo de referencia. Nuevamente hay que tener cuidado, la presencia de restingas o arrecifes pueden alterar este esquema.

En costas rocosas, la linea de las rocas puede seguirse frecuentemente por largos trechos bajo el agua sirviendo de referencia.

La dirección de la corriente puede normalmente determinarse por el movimiento de las algas o las partículas en suspensión en el agua. Puede utilizarse previamente el compas para determinar la orientación de la costa respecto a la corriente.

En aguas someras y claras, y en horas de luz natural, la dirección del sol puede estimarse observando la dirección de la sombra de los objetos sobre el fondo, o simplemente mirando hacia la superficie.

Con buena visibilidad, se puede fijar un rumbo en linea recta y evitar ser desviado por la corriente tomando tres puntos en la linea de visión. el primero en la ubicación actual, el segundo para determinar una linea recta, y un tercero, más alejado, como referencia futura en la misma linea. Cuando se alcanza el segundo punto, el tercero pasará a ser la referencia para elejir uno nuevo, más lejano, siempre en la misma linea.

El compás (o brújula).

Una Brújula.
...
Detras del nombre hay lo que no se nombra;
Hoy he sentido gravitar su sombra
en esta aguja azul, lúcida y leve,

Que hacia el confín de un mar tiende su empeño,
con algo de reloj visto en un sueño
y algo de ave dormida que se mueve.
                                           Jorge Luis Borges.

Este fragmento, los tercetos finales del soneto de Borges, expresa magníficamente la fascinación casi mágica que la propiedad de la brújula debió ejercer sobre los hombres, principalmente en los albores de la navegación. La propiedad de una aguja imantada de alinearse con el eje magnético de la tierra es conocida y utilizada como método de orientación desde muy antiguo. Los actuales compases de buceo son solamente una adaptación de este artificio que brinda una gran ayuda, especialmente cuando la visibilidad no es buena o no se cuenta con referencias naturales.

Los mapas son trazados en correlación con los polos geográficos (un lugar determinado de los polos que corresponden con el eje de rotación de la tierra), los cuales no coinciden exactamente con los polos magnéticos terrestres que dirijen la aguja magnética del compas (el Norte magnético se encuentra aproximadamente entre Groenlandia y la Tierra de Baffin, en Canadá), esta variación se llama "declinación magnética", tiene la particularidad de que va variando lentamente su posición al cabo de los años, en algunas latitudes esta declinación no llega a un grado por lo que es despreciable, pero en otras en cambio es significativa y hay que tenerla en cuenta al interpretar un mapa.

Tanto el compás terrestre como el de buceo constan de:

  • Una aguja o esfera imantada que se orienta siempre hacia el Norte,
  • Una linea de rumbo, que indica la dirección a seguir. Algunas veces es una linea a lo largo de la cápsula, otras una flecha en el cuerpo del compás, y algunas veces no existe, es una linea imaginaria a lo largo del eje del compás.
  • Un dial movible pautado en grados llamado "limbo".

La intensidad vertical del campo magnético llamada inclinación no es la misma en todos los puntos. Esto influye en la posición horizontal de la aguja pudiendo inclinarla demasiado en algunas regiones del mundo, con lo que la aguja roza en la caja o se bloquea impidiendo la orientación. Los compases suelen estar balanceados para una zona específica, si se utilizan en otra zona puede notarse una inclinación de la aguja o esfera magnética más o menos importante. Algunas brújulas disponen de un sistema de compensación en la base de la aguja que las hace "globales" , es decir, a pesar de la inclinación de esa zona la aguja no se inclina y no se bloquea.

Preparación para el uso del compás (brújula) antes de entrar al agua.

En algunos sitios de buceo que han sido relevados, se proveen mapas del lugar con referencias y distancias para facilitar el buceo. Para ser útil el mapa debe indicar el rumbo Norte, con suficiente precisión. Los mapas para buceo abarcan areas limitadas, ya que no se recorren grandes distancias.

Para establecer el rumbo a partir de un mapa, coloca el mapa sobre una superficie plana, Colocá el compás sobre el mapa y mové éste hasta alinear el Norte magnético indicado en el mapa con la linea Sur-Norte señalada por el compas. Ahora el mapa está en posición con respecto al terreno real.

Alineá el compás sobre el mapa con la linea de rumbo (la linea roja) apuntando desde tu punto de partida (A) hacia tu destino (B). Si es necesario trazá la linea con una regla sobre el mapa. Gira el limbo (anillo de dirección) hasta que la marca de dirección de cero grados en el limbo, frecuentemente marcada con una hendidura, coincida con el Norte de la aguja magnética del compas.

Todo lo que hay que hacer ahora es mantener el Norte de la aguja en la marca de dirección, mientras se navega en el rumbo indicado por la linea de rumbo.

En la mayoría de los casos, en el buceo deportivo, no se utiliza un mapa, simplemente se identifica el destino si está a la vista, o se conoce su ubicación relativa, antes de descender y se alinea el limbo con la linea de rumbo apuntando ésta directamente a ojo hacia el destino.

Uso del compás debajo del agua.

Antes de descender, prestá especial atención a la dirección de la linea de la costa, y el rumbo hacia ciertos puntos de referencia que puedan resultar importantes.

Normalmente el compás debe utilizarse en posición horizontal para evitar que la aguja magnética se trabe, una inclinación de unos 10 a 15 grados de la horizontal es normalmente aceptable, en algunos compases la tolerancia es mayor, aún hasta 30 grados.

Comunmente en el buceo se sigue un rumbo para alcanzar algún punto de interés predeterminado, como el pecio de un naufrágio, una roca o restinga, etc. Al sumergirse luego de obtener el rumbo en la superficie, se debe ser muy cuidadoso de no modificar accidentalmente la posición del anillo de dirección, siempre conviene memorizar el rumbo determinado en grados para mayor seguridad.

Evita siempre nadar grandes distancias sin control del rumbo. La manera habitual de utilizar el compás es, con el compás en la muñeca izquierda, tomarse con la mano izquierda por encima del codo derecho, y extender la mano derecha hacia adelante. Esta maniobra coloca el compás justo delante de la vista, y la linea de rumbo quedará alineada con el cuerpo. Con cierta práctica, podrás nadar en linea recta manteniendo el compás constantemente frente a tu vista, asegurandote de que la linea de rumbo apunta tan precisamente como es posible en la misma dirección de tu movimiento.

Para utilizar el limbo graduado de 360 grados (el anillo giratorio) para fijar un nuevo rumbo, tenés que mantener la marca de dirección (0 grados) coincidente con el Norte de la aguja magnética, es decir en la misma posición en que venías, entonces girar el dial, en sentido horario para girar a la izquierda, o antihorario para girar a la derecha, según corresponda, hasta que la cantidad de grados requerida sea señalada por el Norte de la aguja, luego sólo tendrás que navegar siguiendo la nueva linea de rumbo establecida.

Fijate que si vas a girar a la izquierda, el dial irá desde 0 grados hacia los 360 grados de la escala del limbo, o sea que, para girar, por ejemplo 90 grados, el Norte de la aguja se moverá desde 0 hasta la marca de 270 grados (360 - 90 = 270). Practicá todas estas maniobras en tierra hasta que las domines facilmente.

No es conveniente tratar de realinear el compás antes de encontrar una ubicación de descanso que permita verificar una posición horizontal, un fondo plano, la vista de la superficie, la vertical dada por las burbujas, u otra referencia. Cuando tengas dudas, como en la obscuridad o en aguas turbias, gira el compás suavemente a derecha e izquierda para verificar que la aguja magnética se mueve libremente con suavidad antes de confiar en que el rumbo marcado es el correcto.

Al navegar cerca del fondo con buena visibilidad, podés hacer uso de puntos fijos, apuntando la linea de rumbo, identificando un punto en la proyección de esa linea y nadando luego hacia el libremente. Al llegar, podés elegir un nuevo punto y asi sucesivamente. Esta práctica evita tener que estar observando constantemente el compás y minimiza la deriva producida por las corrientes. Siempre que sea posible es preferible bajar directamente al fondo y utilizar esta técnica.

Búsqueda y rescate utilizando el compás o brújula.

Con buena visibilidad, puede utilizarse el compás para establecer un patrón de busqueda sobre un area bastante grande. Este es un ejemplo de búsqueda posible.

Una vez establecido el rumbo base, nada en esa dirección contando las patadas (Ej. cada vez que baja la pierna derecha). Contá 100 patadas, esto es aproximadamente 100 metros. Girá el dial del compás 90 grados, y nadá unos pocos metros en esa nueva dirección. Volvé a girar el dial 90 grados en el mismo sentido y nadá en ese rumbo contando 100 patadas nuevamente.

Puede continuarse con este patrón de busqueda hasta que sea necesario cubriendo un área rectángular de 100 metros de base. Luego de un cierto tiempo la acumulación del error puede desviarte bastante del rumbo original, conviene detenerse y volver a establecer el rumbo cada tanto.

 

Volver al comienzo

Rev: 13 de Mayo de 2009
Alias: afvillalba (Id=239)



Denunciar abuso

Más notas relacionadas con Buceo deportivo

COMENTARIOS A ESTA NOTA
Agregar un comentario

Volver al comienzo

  Inicio |  Preguntas frecuentes |  ¿Qué es el buceo autónomo? |  Directorio |  Sitios Internet
Galería fotográfica |  Boletines de noticias (archivo)  |  Foro de buceo |  E-mail



 © 2000-2018 Buzos Argentinos